DeTodoyTodos.com
DeTodoyTodos.com
 
Inicio

Menú Principal

Inicio
Enlazoteca
Dias Festivos

Anuncios

Publicar Anuncio
Buscar

Ayuda | Usuarios | Contacto
Educación Financiera de Nuestros Hijos Correo electrónico
Valoración de los usuarios: / 0
PobreEl mejor 
Miércoles 16 de Mayo de 2012 00:00

Existe además una serie de elementos del entorno contemporáneo que hacen que sea menos claro para nuestros hijos entender el valor del dinero. De acuerdo con investigaciones realizadas por la asociación de bancos de Estados Unidos, el tema de la forma en que hoy podemos acceder al dinero es un factor de confusión financiera para nuestros hijos. Una de estas fuentes deriva por ejemplo del uso de cajeros automáticos.

Para un niño pequeño, ver a su padre llegar a un cajero, teclear y obtener billetes es casi un acto de magia. Es frecuente oír a un niño pedir que saquemos dinero del cajero ante la negativa a comprarle algo.

No existe ningún elemento que ayude al niño a entender que ese dinero no es gratis y que se vincula con la actividad cotidiana de trabajo que sus padres realizan.

El uso de las tarjetas de crédito es también una potencial fuente de confusión. Para un niño podría parecer que se trata de una fuente mágica e ilimitada de recursos para la compra.

¿QUÉ PODEMOS HACER PARA DISMINUIR ESTA CONFUSIÓN?

Debemos en principio reconocer que si mi personalidad como padre es despilfarradora, deberé luchar doblemente para formar un buen hábito de ahorro en mis hijos, porque lucharán contra mi mal ejemplo, pero sobre todo lucharán contra mis genes.

Debemos además dejar de pensar que los niños son una especie de adultos limitados de entendimiento. Tienen una racionalidad distinta, más lineal y directa que la que desarrollamos con la edad, pero son capaces de entender temas complejos si los explicamos claramente y con frecuencia.

Por ello es importante que compartamos con nuestros hijos la idea de que la vida familiar está sujeta a un presupuesto y que todo lo que compramos viene de y se limita a ese presupuesto. Evidentemente debemos explicarlo de una forma sencilla y así dejar claro que el dinero del que dispongo en un cajero o mediante una tarjeta bancaria forman parte de ese ingreso familiar.

El entorno económico futuro para nuestros hijos, que será seguramente muy complejo, nos obliga a educarlos con todos los elementos y el conocimiento que hoy tenemos a nuestro alcance.

*El autor es politólogo, mercadólogo y especialista en economía conductual. Es Director General de Mexicana de Becas, Fondo de Ahorro Educativo.